Header Ads

Carrusel: 1.- La diplomática revolcada a Chayito y 2.- Yalia: espaldarazo y reconocimiento

La Gobernadora: No necesitó mensajero
A propósito del exabrupto de la alcaldesa Chayito Quintero acusando a la gobernadora Claudia Pavlovich de meter la mano para desestabilizar a su gobierno, comentamos aquí que la mandataria no le haría el juego metiéndose a pleitos de callejón, pero como tampoco está para aguantar ingratitudes y majaderías, reviró rápida y contundentemente.

La cachetada con guante blanco llegó en seco ante la ligereza de culparla de errores ajenos, específicamente en el torpe manejo del conflicto con los sindicalizados de Oomapasan:

“Respeto mucho la autonomía de los municipios, no es un tema que me competa, y no quiero que un comentario mío se pueda malinterpretar".

Así, cortito y sin estridencias, como las que estila la maestra.

El remache y el subliminal reproche hacia la ingratitud se dio cuando la Gobernadora recordó que durante su administración, el gobierno del estado ha invertido más de 900 millones de pesos en Navojoa, una suma nada despreciable cuando por todos lados los ayuntamientos lamentan la ruina.

Por si estuvieran pensando sugerírselo sus asesores -que en realidad están empecinados en tumbarla por tanta burrada-, a Chayito Quintero no le queda ni el derecho de tirarse al piso y patalear llamándose víctima de enconos o revanchas partidistas, porque esta semana la gobernadora Claudia Pavlovich llevó paquetes de obras y servicios a cuatro municipios del sur del estado y sólo uno en uno, Álamos, gobierna un alcalde emanado de la alianza PRI-Panal.

Porque en Huatabampo gobierna el PAN y Morena lo hace en Benito Juárez y Etchojoa, cuyos alcaldes recibieron a la mandataria con beneplácito y civilidad política, así que ni para dónde hacerse ni cómo sustentar la intentona de Chayito para subirla al ring.

Definitivamente, la soberbia y la desesperación son malas consejeras.

Harían bien sus pares de la región en recordarle que trenzándose a golpes no se llega a ninguna parte, ni sus gobernados merecen que en vez de trabajar para satisfacer tantas necesidades, la señora ande agarrada del chongo con cuantos se le atraviesan, e incluso contra quienes la pueden ayudar institucionalmente y sin distingo de siglas, en este caso la Gobernadora.

Claudia Pavlovich no necesitó intermediarios ni mensajeros para asestarle el estatequieto a la maestra. A Chayito Quintero tampoco le queda el ya gastado argumento de que la atacan sólo por ser mujer: la diplomática revolcada se la dio otra mujer.

A llorar al baño, como dice la chavalada…

Obras son amores…

Y a propósito de la gira de la Gobernadora, esencialmente giró sobre salud, educación y vivienda.

En Bacobampo, Etchojoa, entregó la reconstrucción de la escuela primaria Abelardo L. Rodríguez, uno de los diez planteles afectados por un sismo el 2018, y acciones de vivienda, lo mismo que en Buaysiacobe.

A la hora de entregar becas y estímulos a personas con discapacidad, dejó además la buena nueva de que tan sólo en Etchojoa se otorgarán más de 2 mil 900 becas de vulnerabilidad y excelencia académica, más un camión escolar para la zona rural.

En Huatabampo, además de entregar acciones de vivienda, becas y apoyos por excelencia académica, inauguró la Unidad Multifuncional de talleres, laboratorios, y obra exterior en el Instituto Tecnológico.

En Benito Juárez, la gobernadora entregó también una primaria totalmente reconstruida y supervisó la construcción de lo que será el mejor Centro de Salud de Sonora, que por su equipamiento y tamaño se asemeja a un hospital en beneficio de más de 14 mil habitantes.

Sin duda, un brinco histórico, pues el anterior centro data de 1952.

En Álamos tampoco se quedaron atrás, porque ahí la Gobernadora entregó las primeras 70 de 128 casas que con una inversión de 14 millones de pesos se reconstruyeron para familias afectadas por la Depresión 19E, un camión para estudiantes del Cecytes y el compromiso de aportar 10 millones de pesos para rehabilitar la histórica escuela Bartolomé. M. Salido.

Gira redonda y provechosa, pues, que a querer y no les reditúa en buena imagen a los alcaldes anfitriones, que pueden presumir a sus gobernados de mantener relaciones institucionales y de efectiva coordinación con otros niveles de gobierno, que les permiten aterrizar diversos beneficios en sus comunidades.

Yalia Salido: Placeada regional
No menos satisfactoria fue dicha jornada para otros protagonistas, como la arquitecta Yalia Salido Ibarra, coordinadora ejecutiva del Instituto Sonorense de Infraestructura Educativa, por el diplomático espaldarazo de la gobernadora y el reconocimiento a su trabajo.

La “estrellita” en la frente se la otorgó en Bacobampo, al detallar la mandataria que en Sonora, ocho de cada diez planteles escolares han tenido alguna mejora en su infraestructura en la actual administración, “lo que representa el compromiso del Gobierno del Estado de priorizar la educación”.

Seguramente más de cuatro pararon oreja, en especial los priistas, pues para nadie es un secreto que la profesionista navojoense estaría más que puesta para saltar al ruedo el 2021.

Hay quienes tienen rato encuadrándola en la candidatura por la alcaldía, pero la placeada regional que le está dando la gobernadora Pavlovich bien podría pintar para otro nivel.

Como sea, se le reconoce como una carta seria de la cual podría echar mano el PRI.

Al tempo, amable lector.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.
Estamos utilizando cookies para brindarle la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Puedes obtener más información sobre las cookies en la sección POLÍTICA DE PRIVACIDAD